El albergue de Benavente reabre tras el parón invernal

Albergue de peregrinos de Benavente - Camino de Santiago, Vía de la Plata
Albergue de peregrinos de Benavente

El albergue de peregrinos de Benavente, situado en la antigua estación de tren, reabrió ayer sus puertas tras el parón invernal, en el que se cierra por la escasa demanda de usuarios que solicitan las instalaciones.

La principal novedad es que una persona estará en la oficina del albergue para facilitar la entrada al mismo, evitando así que los peregrinos tengan que subir hasta la Oficina de Turismo en la Plaza Mayor.

La empleada, que habitualmente estaba en el Centro de los Ríos, ha sido trasladada a estas otras instalaciones municipales a las que ayer accedía por vez primera. Una oficina en la planta baja servirá para orientar a los peregrinos que se dirijan o regresen a Santiago de Compostela.

La trabajadora municipal estará de martes a viernes entre las diez de la mañana y las dos de la tarde y de 17.00 horas a 20.00 horas. El primer día de la semana la empleada continuará acudiendo al mercado de ganados, como viene haciendo hasta ahora.

Por tanto, los lunes, los fines de semana y los días festivos, la llave continuará consiguiéndose en la Oficina de Turismo en el horario habitual (por las mañanas de 10.30 horas a 14.00 horas y los lunes y sábados también por la tarde de 16.30 horas a 19.30 horas).

“Lamentablemente este servicio no se puede prestar todos los días pero esperamos poder ir ampliándolo y mejorar día a día el servicio de los peregrinos que visitan nuestra ciudad”, indicaron desde la Concejalía de Turismo, desde donde indican que las visitas al Centro de Interpretación de los Ríos (CIR) se harán bajo demanda previa.

El albergue de peregrinos ha recibido algunas mejoras antes de reabrir tras el parón invernal (de noviembre a febrero). La Concejalía de Turismo, con Nuria Herrero al frente, ha cambiado los cubrecolchones y ha introducido novedades en las instalaciones para mejorarlas. Un nuevo microondas y mosquiteras en las ventanas son las recientes incorporaciones. Además, en la puerta pueden verse los horarios y lugares de la recogida de llaves tanto en español como en inglés, facilitando así las indicaciones para los peregrinos.

En el tablón del albergue se facilita también información sobre las siguientes etapas del Camino de Santiago tanto en dirección a Santiago como si ya se está volviendo. La documentación tiene en cuenta tanto la Vía de la Plata como el Camino Sanabrés, con los albergues más próximos, teléfonos de interés, tramos establecidos para las siguientes etapas, etcétera.

Herrera considera que el edificio y material del albergue de Benavente “está bien” y no requiere de grandes inversiones en este momento. La edil recuerda además que “las desinfecciones continúan y todo está en vigor para evitar plagas de chinches” como la detectada el año pasado. Confía en que no se vuelva a repetir.

La Opinión de Zamora

Anuncios

Zamora, propuesta como punto de partida para obtener la Compostela

La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago aboga por ampliar a 300 kilómetros la distancia mínima

Albergue de Zamora
Albergue de Zamora

La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago ha elaborado un informe en el que defiende que la distancia mínima que debe recorrer el peregrino para obtener la compostela aumente de los actuales cien kilómetros a los 300 y que, en concreto, en el camino de la Vía de la Plata sea Zamora el punto de inicio para poder acreditar tal diploma.

Saber más: 300 kilómetros para obtener la “Compostela”

La elección, indica la entidad, “no es caprichosa, sino que responde a la distancia entre Oviedo y Compostela, primer itinerario histórico de peregrinación, por el que llegó el rey Alfonso II el Casto con su corte a venerar el cuerpo del apóstol Santiago”. Continúa leyendo Zamora, propuesta como punto de partida para obtener la Compostela

El Camino, y una vieja maleta

La vida se compone de casualidades. Lo dice Joan Alcala Sanchis, catalán de 52 años residente en Arzúa hace solo siete meses. Otros hablarían de destino. Las cosas llegan, incluso cuando no se esperaban. A la que será la protagonista de uno de sus Caminos más retadores la encontró en un contenedor de basura, a escasísimos metros del bar que regenta en esa localidad, el Mandala, donde hay colgadas banderas tibetanas y donde tiene un pequeño rincón de peregrinaciones vitales. Continúa leyendo El Camino, y una vieja maleta